Todos dicen que la curiosidad mató al gato, pero nadie dice si lo que descubrió valió la pena.

Advertisements