Hoy es 29 y es tradición Argentina (o de porteños descendientes de italianos, por lo menos) comer ñoquis los 29 😀 Tradicionalmente también se suelen poner un billete de unos pesos debajo de cada plato, para que se repita el próximo mes. Afortunadamente tengo muchos recuerdos de esos encuentros y además, la receta que usabamos, con unas pequeñas variaciones que aprendí con lo años.

Bien, los ñoquis (o gnocchi en italiano) se hacen de papa usualmente y lo genial de esto es que a la masa base se le puede agregar espinaca, zapallo, remolacha, ricotta, crema, lo que se les ocurra que pueda ir bien, se lo pueden poner 🙂

Sin más palabras, vamos a la receta!

Van a necesitar:

  • Ikg de papas (medianas y más o menos de la misma forma)
  • 200 gr de Harina 000 (tengan un poco más a mano por las dudas)
  • 1 huevo
  • aceite de oliva
  • sal, pimienta

Preparación:

Lo primero que hay que hacer es poner una olla con agua a hervir, mientras el agua llega al hervor hay que lavar las papas, pero no pelarlas! Cepillarlas para sacarle la tierra es lo mejor, y una vez limpias van todas al agua hirviendo por media hora o una hora, dependiendo del tamaño. Para estar seguros si están cocidas se pinchan con cuchillo o tenedor y si la atraviesa fácil, está lista 🙂

Una vez cocidas, hay que colarlas (cuidado que quema!) y dejarlas enfríar hasta que se las pueda manejar o mejor aún ponerlas en agua con hielo para que sea más rápido. Luego se las pela y se hace las hace puré con un poco de aceite de oliva, sal y pimienta.

Al puré frío, se le agrega el huevo. Es importante que esté frío sino la masa queda con trozos de huevo cocido adentro. Cuando se tiene una mezcla pareja, se le va agregando la harina de a poco, porque siempre depende de la papa y del clima la cantidad de harina que se necesita, no es algo exacto. La consistencia que buscamos es una masa que no se pegue y que mantenga la forma.

Y el resto es raspar palitos y hacer fuego 🙂 o, mejor dicho, hacer palitos con la masa, cortar los ñoquis para que queden de un cm por un cm, y ahi pueden elegir si dejarlos como “almohaditas” o darles la forma de rallitas con un tenedor (si tienen ñoquera mucho mejor, pero no hace falta). Tengan todo espolvoreado con harina siempre, creanme, es mucho más fácil sacar harina suelta que masa pegada.

Allora, al agua hirviendo, hasta que floten, y listo! todos a la mesa.

Espero que lo prueben, buena semana! ❤

 

Advertisements