Ayer se declaró constitucional el matrimonio igualitario en todos los estados de Estados Unidos de América e internet se hizo arcoiris (porque, todos saben, internet es casi el patio de USA). Me pone muy contenta que muchas personas puedan cumplir su sueño y obtengan los derechos que les corresponden por haber nacido, y me puse super feliz de todas las historias, fotos y videos que llenaron las redes sociales, pero este video en particular que les pongo acá abajo me llamo la atención.

 

Para los que no hablan inglés, no se preocupen, en algunos días estaran listos los subtitulos en castellano (el canal que hace el video es muy famoso y se traduce casi instantáneamente), para adelantarles un poco les cuento que habla de una pregunta que tenía olvidada: ¿Es el género algo REAL?

Posteriormente arman el caso, con dibujitos de 8bits super copados, de que ,en realidad, el género “chico” y “chica” es algo inventado y consensuado por la sociedad toda, por lo que siempre está cambiando y, como todas las biposiciones, excluyendo a la gente que no se puede identificar como uno u otro. Uno “actúa” como su género, lo que refuerza la oposición chico/chica, y si se dejara de actuar y se portara como uno es, el gris coparía todo (y, para mí, todos seríamos más felices). Entonces estaría en cada uno dejar de actuar y empezar a vivir.

De todo el video (que me parece expectacular y MUY bien logrado) me quedo con la frase:

“Gender is the narrative we ascribe to anatomy”

(o, mi burda traducción, “el género es la narrativa que le atribuímos a la anatomía”).

Es el cuentito que le contamos al pequeño ser humano que se está formando, sobre como tiene que actuar, y que le cambiamos el relato si el pequeño ser tiene pene o vagina.