Diferencias entre la vida sola y la vida con un perrito (algo exagerado):

Sola: ¿Horarios para comer? ¿Poner la mesa? ¿Qué es eso? Me siento a comer cuando no estudio, ni trabajo y si me acuerdo. Sino, directo de la olla mirando series.

Con perro: Te pasaste 15 minutos de la hora de la comida, voy a llorar hasta que me des de comer.

Y mirarte fijo mientras comes para que te de culpa, y me des más comida.

Sola: Máximo ejercicio, un poco de yoga cada tanto y, ocasionalmente, correr el colectivo.

Con perro: Sacame a caminar tres veces por día y una vez a la plaza o te destrozo el depto 😀

Sola: Tres estufas prendidas en invierno y cuatro colchas para dormir.

Con perro: Estufa ecológica para la cama!

Sola: Nunca estás, total no pasa nada.

Con perro: Te fuiste 5 minutos, pense que iba a morir y así que me metí en un hueco y asumí mi destino. Ah, no habia ningún hueco, así que hice uno en el sillón. ❤

Sola: Tu depto es un desorden completo, todo tirado por todas partes y con restos de comida por doquier.

Con perro: Mirá, te olvidaste este corpiño afuera del cajón, ¡estaba muy rico!

Sola: Boring~

Con perrito: It’s an adventure!

 

Advertisements