Porque siempre hay que brindar mirando a los ojos de la otra persona 🙂