Nuevamente estoy escribiendo desde mi Blue querida! A mi pobre laptop se le rompió/desconfiguró el mouse así que no podía usarla… hasta ayer, que compré un mouse nuevo. Es super mini y azul, como Blue manda y es re tierno! Aunque, si quiero que se quede azul, tendría que dejar de tocarlo con las manos llenas de tinner…  En fin, es lo que pasa cuando una barniza la persiana de madera.

Estos últimos días fueron un poco caóticos, más allá de lo personal, lo académico,  las fiestas, la familia y qué se yo siento que vengo corriendo hace meses. Para empezar, las últimas tormentas dejaron las plantas de mi balcón a la miseria. Si bien no se murió ninguna, todo el aparato de riego y macetas que había armado con botellas se destrozó porque no soportó la fuerza del viento  (o, mejor dicho,  la aceleración que el viento le imprimió a la masa de las macetas -si, probablemente tendría que atarlo con algo más que un piolín-). Así que eso es algo que tengo que terminar de destrozar, sacar y rearmar, yay! pero antes tengo que juntar botellas que mi vieja se empecina en tirar a la basura -not cool-.

En otro plano, tengo (se supone que tenemos, pero hasta ahora nadie más se movió) que lijar las persianas y puertas de madera de mi casa para volver a barnizarlas, porque el sol ya las está haciendo pelota. Ojo, esto no me molesta, de hecho me gusta hacer manualidades, pero que me estén corriendo para que lo haga (porque, aparentemente, trabajo muy lento) me tiene las que no tengo por el piso.

Para redondear la imagen, tuvieron que internar a mi hermano porque se desmayó y no saben qué tiene, pero lo mandaron para casa porque los análisis que le hicieron salieron normales. La verdad que fue un susto bastante grande porque nunca le había pasado, pero por lo menos ya está mucho mejor.

Cortando un poco la mala onda, ayer estuve todo el día con uno de mis hermosos sobrinitos, Santiago :3 lo malcrié mucho, jugué con el y le di muchos besos como debe ser, no sea que después le falten! jajaja

Espero que estén teniendo unos hermosos días de principio de año, me salió bastante más casero el post de lo que pensaba antes de empezar a escribir, pero para mí está bueno intercalar uno de estos cada tanto 🙂

May the odds be ever in your favour!

 

Advertisements