¿Y si Caperucita Roja quería que el lobo se la comiera?

¿La historia se queda sin moraleja?

Advertisements